Cochinilla del carmín en la chumbera

La Opuntia ficus-indica es una especie de la familia Cactácea. Se conoce comúnmente por nopal, palera, tunera o chumbera y es originaria de México y el Caribe. Este artículo está especialmente centrado en las chumberas que sufren la plaga de la Cochinilla del Carmín en la Península Ibérica. En los siguientes apartados te cuento la situación actual, así como el motivo y el método para erradicarla.

Problemas con la chumbera en España

En general, cuando una planta exótica empieza a crecer en los entornos naturales, pueden pasar dos cosas: que se integre bien con la vegetación del lugar o que la perjudique al competir por los recursos (agua, nutrientes o luz). Existen lugares en nuestro país donde la chumbera perjudica a la vegetación autóctona, sin embargo, en muchos lugares de la cuenca Mediterránea, esta opuntia se ha integrado perfectamente y forma parte de numerosos agroecosistemas, de lindes y de bordes de carretera.

chumbera afectada por la cochinilla del carmín
Chumbera afectada por la cochinilla del carmín

La chumbera se desarrollaba en nuestro entorno bastante bien hasta que entró en escena la Cochinilla del Carmín, otra especie exótica de insecto que parasita a las Opuntias. Lo más importante que debemos saber es que la cochinilla del carmín no es propia de nuestro territorio, por lo tanto, no existe un depredador específico para ella. Con un clima propicio como es el Mediterráneo y sin depredadores de esta plaga, la chumbera está desprotegida.

Si circulamos por las carreteras del sur de España encontraremos cientos de kilómetros de chumberas afectadas o perecidas a causa de esta plaga. ¿Por qué las autoridades no ponen medios para erradicar la cochinilla del carmín? Tratar esta plaga se dificulta ya que la chumbera se considera como planta invasora y en teoría, las administraciones deberían dejar desaparecer a esta especie. Por eso, algunos colectivos piden que deje de considerarse a la chumbera como especie invasora y así facilitar el control de la cochinilla.

Pala de chumbera seca

Producción de la cochinilla del carmín

La cochinilla del carmín se cría y recolecta para extraer colorantes y tintes naturales. México y Perú son grandes productores de cochinilla del carmín, sin embargo, en Europa también podemos encontrar regiones productoras, como es el caso de las Islas Canarias. El clima de estas islas las convierten en un lugar óptimo para cultivar la chumbera y criar la cochinilla.

Según la Asociación de Criadores y Exportadores de Cochinilla de Canarias (ACECICAN) la producción de cochinilla del carmín está en descenso: en el pasado se producían 6000 toneladas, hace 15-20 años producían 120 y actualmente se producen 25 toneladas al año. Los costes de producción y de seguros hacen muy difícil competir en el mercado con los países iberoamericanos.

Cochinilla del carmín sin su cubierta algodonosa
Cochinilla del carmín sin su cubierta algodonosa

¿Se podría aprovechar la cochinilla del carmín en España?

Podría ser rentable un cultivo intencionado de cochinilla del carmín en un terreno de cultivo de chumberas accesible y con técnicas modernas de agricultura. En nuestro territorio se podría aprovechar, pero personalmente pienso que sería algo muy complicado. Recordemos que las chumberas no están en campos de cultivos o en invernaderos, sino dispersas por el territorio y a veces en lugares inaccesibles como puede ser los taludes de carretera. Además, al crecer silvestres muchas se presentan como masas densas de difícil acceso. Por otro lado, estaría el problema de la rentabilidad que comentábamos hace varios párrafos.

Eliminar la cochinilla del Carmín

La chumbera que veis en la siguiente imagen está en mi jardín y la usamos para recolectar sus frutos (por aquí le decimos “higos chumbos”). Sin embargo, hace algún tiempo se infectó de cochinilla del carmín y aunque al principio no le dimos la importancia que tenía, posteriormente se extendió bastante, afectando incluso algunos frutos.

chumbera

Teniendo en cuenta de que solo tengo una chumbera, que lo que quiero son sus frutos para autoconsumo y que no voy a dejar mi trabajo actual para dedicarme a la cría de este insecto (solo por que casualmente haya aparecido en mi jardín), decidí buscar una solución antes de que la cochinilla acabara con mi chumbera.

Dado que el cultivo que prefiero es el ecológico no estaba en mi cabeza utilizar insecticidas químicos, no obstante, voy a hacer hincapié en uno en concreto, ya que he visto que se recomienda bastante: En España NO se puede utilizar el Malatión de forma particular, tiene un uso restringido por su potencial cancerígeno, solo se puede emplear en invernaderos con estructura permanente todo el año y de manos de un profesional. Puedes consultarlo en la página 25 de la LISTA COMUNITARIA DE SUSTANCIAS ACTIVAS APROBADAS, EXCLUIDAS Y EN EVALUACIÓN COMUNITARIA, SUSTANCIAS DE BAJO RIESGO, SUSTANCIAS CANDIDATAS A LA SUSTITUCIÓN Y LISTA DE SUSTANCIAS BÁSICAS.

Un remedio ecológico que vi que se empleaba bastante era el del jabón potásico, así que decidí probarlo. En el vídeo que te dejo a continuación podrás ver el proceso.

Tened en cuenta tres cosas:

  • Solo funcionará si mojamos al insecto.
  • Este insecto tiene diferentes etapas en su ciclo de vida, siendo las primeras etapas de muy pequeño tamaño y dificiles de detectar.
  • La chumbera sufrirá continuas recolonizaciones de esta plaga, ya que las ninfas de este insecto pueden llegar con el viento desde otras plantas infectadas o emerger nuevas larvas de los huevos que hayan quedado. Es por ello que la revisaremos periódicamente en busca de nuevos asentamientos de este insecto. En los meses fríos podemos bajar la guardia ya que esta plaga necesita calor para proliferar.

Teniendo en cuenta lo anterior, para combatirla haremos lo siguiente:

La pelusa algodonosa que emiten para protegerse podemos quitársela con una escoba por ejemplo (después lavad bien el cepillo de la escoba que seguro se trae espinas consigo). De esta forma, además de quitarle su protección, estaremos aplastando a las adultas (deberemos ver que al frotar sale un líquido color carmín, es el tan cotizado colorante que sale al estrujar a este insecto). Posteriormente aplica la disolución de jabón potásico en agua, pulverizándola bien por toda las plantas y haciendo hincapié en los recovecos, para eliminar las cochinillas más jóvenes que no vemos o que hayan escapado del cepillo. El tratamiento con jabón potásico deberemos hacerlo al atardecer o al amanecer.

Prevención

Realizando 2 tratamientos en primavera (cuando las cochinillas se encuentran en estado de ninfa) aseguraremos un gran porcentaje de éxito. Tras haber aplicado el tratamiento es posible que la plaga vuelva a reaparecer, ya que las ninfas de este insecto pueden llegar con el viento desde otras plantas infectadas o emerger nuevas larvas de los huevos que hayan quedado. Es por ello que la revisaremos periódicamente en busca de nuevos asentamientos de este insecto. En los meses fríos podemos bajar la guardia ya que esta plaga necesita calor para proliferar.

Por último, te dejo en vídeo, el método que hemos usado tradicionalmente para recolectar, lavar y pelar el fruto de la chumbera:

4 comentarios en “Cochinilla del carmín en la chumbera”

  1. Muy buen artículo. Me ha resultado muy interesante,útil y explicando todos los aspectos. Me ha ayudado a comprender muchas cosas que desconocía. Muchas gracias y sin duda lo pondré en práctica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *