El clavel

El clavel es una planta perenne fácil de mantener. Presenta múltiples especies (alrededor de 250) con flores de diferentes colores. Puede producir flores casi todo el año.

[toc]

Características

  • Nombre común: Clavel
  • Nombre científico: Dianthus caryophyllus L.
  • Familia: Cariophyllaceae
  • Origen: Áreas Mediterráneas
Claveles
Claveles de diferentes colores. Imagen de Capri23auto en Pixabay

Necesidades del clavel

Ubicación: A pleno sol. Si tu zona presenta un clima muy cálido le vendrá bien recibir un poco de sombra, sobre todo en las horas centrales del día.

Temperaturas: Aunque el clavel soporta varios grados bajo cero (-3, -4ºC) evitaremos las temperaturas inferiores a 0ºC, ya que se deforman los pétalos. Además, la formación de yemas florales se detiene con temperaturas inferiores a 8ºC y superiores de 25ºC. De forma general, evitaremos temperaturas superiores a 36ºC. En definitiva, su temperatura óptima estará entre los 10-24ºC. En zonas frías, durante la época invernal, podemos proteger a nuestros claveles en invernaderos.

Suelos: Prefiere los suelos arenosos y con bajo contenido en arcillas. En general el sustrato debe ser  poroso para que tenga un drenaje adecuado y no se produzcan encharcamientos. Esto evitará infecciones por hongos y asfixias radiculares. El pH óptimo para el clavel es de 6,5-7,5.

Riego: Frecuente para que el sustrato esté ligeramente húmedo pero sin encharcarlo.

Abonado: Los claveles demandan bastantes nutrientes. Para mantener una buena floración es recomendable abonar el clavel una vez por semana en primavera y verano. Durante el resto del año bastará con una vez al mes.

Clavel

Propagación

Se puede propagar por semillas en la primavera (tardarán 3 semanas aproximadamente en germinar), por división de mata y por esquejado. En este último caso, se cortan esquejes de aproximadamente 10 cm de longitud y se plantan en una mezcla de sustrato de: 1 parte de turba y 3 de perlita. La época ideal es la primavera, aunque podemos realizarlo en otras épocas si le aportamos una temperatura sobre los 20ºC. Es recomendable que los esquejes tengan 5 o 6 nudos y que no sean ni muy viejos ni muy jóvenes.

Esquejes de clavel enraizados
Esquejes de clavel ya enraizados

Los esquejes plantados los colocaremos en un lugar iluminado pero sin que reciba la luz directa del sol y mantendremos el sustrato húmedo. De forma general, el enraizado se producirá en 3 semanas.

Consejos extra

  1. Algunas especies emiten largos tallos y puede que necesiten ser entutorados para evitar que se tumben en el suelo.
  2. Si vas a plantar varias matas de clavel en el jardín, plántalas separándolas 15 cm cómo mínimo. 
  3. Los trasplantes suelen realizarse durante el otoño.
  4. Retira las flores una vez se hayan secado.
  5. La base del clavel tiende a convertirse en leñosa con el paso del tiempo. Cuando se encuentre envejecido puede que necesite una buena poda de rejuvenecimiento:

🔵 No te pierdas el resto de plantas y árboles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.