Gymnocalycium stenopleurum

Gymnocalycium stenopleurum es un pequeño y solitario cactus originario de Paraguay y Bolivia, donde crece sobre suelos arcillosos y acompañado de otras plantas xerófilas.

Gymnocalycium stenopleurum
G. stenopleurum

Características

Es un cactus globoso de 6-12 centímetros de diámetro (Llifle, s.f.) . Su cuerpo presenta una coloración que va desde el verde grisáceo hasta el rojo parduzco. De cada areola blanquecina aparecen espinas poco numerosas, de color marrón (más o menos oscuro) y algo retorcidas. Muestra flores blancas (aunque pueden tener tonos rosados) y que abren completamente (a diferencia de Gymnocalycium mihanovichii). En ocasiones se emplea el nombre de Gymnocalycium friedrichii para designar a las formas de Gymnocalycium stenopleurum que presentan flores rosadas. Por su aspecto podemos confundirlo con Gymnocalycium mihanovichii, sin embargo, este último presenta flores de color amarillo verdoso y no llegan a abrir completamente.

Gymnocalycium stenopleurum en flor
Gymnocalycium stenopleurum en flor

Cuidados de Gymnocalycium stenopleurum

Gymnocalycium stenopleurum es una especie fácil de cultivar, presenta un crecimiento relativamente rápido y suele florecer con facilidad. Necesita lugares con sombra parcial o luz filtrada, especialmente en los meses de verano. Le aportaremos sustratos porosos y que drenen correctamente. Prefiere sustratos o suelos con pH algo ácido y se desarrolla mal en los suelos calizos. Si lo cultivamos en maceta necesitará recipientes espaciosos. Lo trasplantaremos cada dos años o cuando la maceta se le quede pequeña. Regaremos dejando que el sustrato se seque previamente. En invierno suspenderemos los riegos y mantendremos el sustrato seco. Aunque puede llegar a soportar temperaturas inferiores, lo recomendable es que no bajen de 0ºC (Llifle, s.f.) .

Gymnocalycium friedrichii
En ocasiones se emplea el nombre de Gymnocalycium friedrichii para designar a las formas de G. stenopleurum que presentan flores rosadas.

Las plagas que más frecuentemente pueden atacarlo son las arañas rojas y las cochinillas algodonosas (estas últimas las detectaremos gracias a las masas lanosas de color blanco que generan). Se propaga mediante semillas sembradas en primavera y tardarán 1 – 2 semanas en germinar.

Bibliografía


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *