Sempervivum arachnoideum

Sempervivum arachnoideum es una planta suculenta que crece en zonas montañosas de Europa central (de los Cárpatos hasta los Pirineos). Es conocida popularmente como Siempreviva de telarañas o Siempreviva de Arañas.

sempervivum arachnoideum creciendo silvestre
 Sempervivum arachnoideum L. observado en
 por vercassivelaunos (bajo una licencia http://creativecommons.org/licenses/by-nc/4.0/)

Características

La Siempreviva de telarañas es una pequeña planta suculenta con hojas dispuestas en rosetas. Crece formando densas colonias con multitud de rosetas. No alcanza demasiada altura pero se extenderá formando amplias alfombras de 30 centímetros o más. Sus hojas perennes son verdes (con tonalidades rojizas si reciben el sol) y sus extremos están unidos mediante una telilla sedosa (que nos recuerda a la tela de una araña). Florece en verano y principios de otoño. La roseta que va a florecer se transforma en un largo tallo floral de hasta 20 cm y en su extremo aparecen de 3-8 flores. Se trata de una planta monocárpica, por lo que tras la floración, la roseta que dio flores perecerá. Sus semillas son pequeñas y de color marrón.

Siemprevivas de telarañas con flores
Siempreviva de telarañas con flores

Cuidados de Sempervivum arachnoideum

Sempervivum arachnoideum puede plantarse directamente en el suelo del jardín o en macetas, ya que sus raíces no profundizarán demasiado en el sustrato. Prefiere estar en el exterior todo el año. Soporta una temperatura mínima de -12ºC. La ubicaremos en un lugar con sol directo. Algunas horas de sol al día le vienen muy bien, no obstante, si el sol de tu zona es muy intenso puedes emplazarla en un lugar con luz indirecta. Regaremos de forma periódica, mojando todo el cepellón, pero dejando que se seque entre un riego y el siguiente. Necesita un sustrato arenoso y drenante.

Sempervivum arachnoideum en maceta
Sempervivum arachnoideum en maceta

Reproducción

Podemos propagar a esta planta crasa gracias a los estolones que emite. Estos estolones son tallos reptantes con nuevos brotes en sus extremos (una vez que toquen tierra y emitan raíces, se fijarán al suelo). También podemos multiplicarla mediante semillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.