Regar plantas suculentas

“Cómo regar suculentas” es una duda extendida. Te diré que no hay una medida y una frecuencia fija que aplicar (tal que X veces por semana y X cantidad), ya que son muchos los factores que influyen, no obstante, no te preocupes porque te daré una serie de pautas a seguir con las que podrás determinar el método de riego para tu caso concreto.

También puedes desplazarte al final de esta página para ver un vídeo resumen o verlo directamente en YouTube. Comencemos:

¿Qué cantidad de agua usaremos para regar suculentas?

Con la suficiente cantidad como para mojar todo el sustrato y que el exceso salga por el fondo del recipiente. Podemos colocar algún recipiente o plato para recoger el agua excedente y aprovecharla.

Las plantas suculentas necesitan poca agua y solemos cometer el error de agregarles poca cantidad, pero ésto no es así. Necesitan ser regadas con poca frecuencia, pero cuando las reguemos debemos mojar todo el cepellón. Si agregamos poca cantidad solo mojaremos una parte de sus raíces, de modo que la planta suculenta desarrollará sus raíces en torno a esa zona dejando morir las raíces de la zona seca. En estos casos el sistema radicular no estará bien desarrollado.

¿Con qué frecuencia debemos regar las suculentas?

Esta es la pregunta clave. Influyen muchos factores: el clima de tu zona, el tipo de sustrato, la iluminación que reciba… Por eso debemos buscar un método independiente de estos factores. Generalmente las plantas suculentas requieren que el sustrato se seque entre un riego y el siguiente, realmente éste nunca se secará del todo ya que el sustrato del interior y del fondo de la maceta aguantará cierta humedad, así que no os preocupéis por las raíces de vuestras suculentas, estarán bien.

Existen dos métodos y a continuación presento sus ventajas y desventajas:

  • Introducir un par de centímetros el dedo en el sustrato: Cuando notemos que el sustrato está completamente seco procederemos a regarVentaja: es muy intuitivo. Desventaja: accedemos a poca profundidad en el sustrato.
  • Introducir un palillo de madera en el sustrato: si éste está mojado saldrá manchado de tierra, si está seco saldrá limpio. Ventaja: accedemos a una mayor profundidad en el sustrato. Desventaja: dependiendo el tipo de sustrato puede ser difícil diferenciar.

¿En qué momento del día regaremos?

Regaremos al amanecer o al atardecer: evitaremos las horas centrales del día donde existe una mayor evaporación, de esta manera aprovecharemos mejor el agua. Te lo agradecerá el planeta y tu bolsillo. Además, evitar regar en las horas centrales del día también puede repercutir en la salud de tu planta: en lugares calurosos, una maceta al sol y mojada puede terminar “cociendo” las raíces de la planta, sobretodo las raíces que se encuentren pegadas o próximas a las paredes del recipiente o maceta.

amanecer y atardecer

¿Siempre lo haremos a esas horas? No siempre, si vives en una zona con inviernos muy fríos es mejor regar al amanecer. Si regamos al atardecer y durante la noche cae una helada, el sustrato empapado podría congelarse dañando las raíces.

suelo helado

También puedes ver nuestro resumen en vídeo:

🍀 No te pierdas nuestra serie de vídeos sobre el agua de riego para las plantas en YouTube.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *