Thuja occidentalis

  • Nombre científico: Thuja occidentalis
  • Nombres comunes: tuya occidental, tuya del canadá, cedro esmeralda y cedro blanco, Tuya, Tuja, Árbol de la vida.
  • Familia: Cupresáceas

[toc]

Thuja occidentalis
Thuja occidentalis

Características de la Thuja occidentalis

  • Descripción: Se trata de una conífera con forma cónica o piramidal y de hoja perenne. Son árboles resistentes y que no necesitan demasiados cuidados. Presentan un crecimiento lento, pudiendo alcanzar los 15 metros de altura. Es originaria de Norteamérica y se utiliza en jardines como ejemplares aislados o para formar setos.
  • Hojas: Las hojas de la Thuja son pequeñas, escamosas, aplastadas y aromáticas. Presenta ramas aplanadas y distribuidas en forma de abanico. En las temporadas frías presenta una tonalidad marrón en las hojas, recuperando su verde en primavera.
Hoja de la Thuja
Hoja de la Thuja
  • Flores: es una especie monoica. Las flores masculinas y femeninas aparecen en ramas separadas. Son de pequeño tamaño. Las flores masculinas son amarillentas y las femeninas rosadas. 
  • Fruto: es una piña compuesta por escamas aplanadas, cada escama esconde dos semillas. 
  • Época de fructificación: otoño
  • Obtención de las semillas: los frutos maduros abren y liberan las semillas un año después de su desarrollo.
  • Época de crecimiento: desde primavera hasta finales de otoño.
  • Época de floración: finales del invierno y principio de primavera.
Frutos ya madurados de la Thuja occidentalis
Frutos ya madurados de la Thuja occidentalis

Cuidados

  • Exposición: a pleno sol o semisombra. Una radiación solar muy intensa provocará que se sequen sus puntas. La falta de sol provocará que su follaje deje de ser compacto y denso, alargándose sus tallos y dejando caer sus hojas (en general, estará más débil). 
  • Clima: Soporta bajas temperaturas (desde -2ºC hasta los 35 ºC). Resiste sequías puntuales.
  • Suelo: Las Thujas no son plantas demasiado exigentes en cuanto al tipo de suelo (tolera los suelos arcillosos y alcalinos), pero prefieren los fértiles, profundos y húmedos, lo que no implica que el suelo se encharque, éste debe contar con buen drenaje (no las plantaremos en lugares sombríos o en terrenos con tendencia a encharcarse). También se pueden sembrar en macetas, siempre y cuando, éstas sean de gran tamaño y se les proporcione un abonado adecuado.
  • Riego: serán regulares (sobretodo en verano) y disminuyendo o desapareciendo en invierno, aunque todo dependerá de las condiciones climáticas en que nos encontremos.
  • Poda: podemos dejar que crezca libre o podarla para darle forma. El momento ideal sería a finales de invierno o principios de primavera. Si realizamos la poda en los meses invernales, las zonas cortadas pueden sufrir daños debido a las heladas.
  • Abonado: un abonado inicial cuando se siembre en su lugar definitivo y el abonado anual del jardín.
  • Reproducción: La Thuja se multiplica por semillas sembradas a final de invierno, cuando las heladas han remitido. Las semillas se obtienen de los frutos una vez hayan abierto. Otro método bastante empleado para la reproducción de la Thuja es el esqueje semileñoso, que se realiza en verano-otoño (no obstante, la emisión de raíces es lenta).
Thuja germinada desde semilla
Thuja germinada desde semilla

Curiosidades

  • La Thuja orientalis (Tuya oriental), anteriormente englobada en este género, es actualmente la única representante del género Platycladus (Platycladus orientalis).
  • Thuja proviene del chino «Thyou» y su significado es «árbol productor de resina»
  • Se puede usar para delimitar y crear paredes naturales en nuestros jardínes, ya que posee un follaje denso que impide la visión a través de él. 
  • La Thuja occidentalis resiste muy bien la contaminación de las ciudades.
  • El aceite de la thuja es venenoso.
Joven Thuja sembrada desde semilla
Joven Thuja sembrada desde semilla

2 comentarios en “Thuja occidentalis”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.