Pintar macetas de arcilla cocida

En este artículo veremos cómo pintar macetas de arcilla cocida, también llamadas de barro o terracota, con pinturas acrílicas y un barniz en caso de que sea necesario. También puedes verlo en vídeo al final de esta página o pulsando a continuación para acceder a nuestro vídeo en YouTube.

Pasos para pintar macetas de arcilla cocida

Lo primero que debemos hacer, en el caso de que sea una maceta ya usada, es raspar y limpiar convenientemente las superficies de la maceta. Posteriormente la lijaremos y retiraremos el polvo generado. Si la maceta está nueva, pasa directamente a limpiar la superficie con un paño húmedo para retirar la suciedad o el polvo más fino. De esta manera, la pintura se adherirá correctamente consiguiendo un acabado duradero. La pintura acrílica escogida se puede diluir en agua así que no será necesario dejar secar la humedad que le hemos aportado al limpiarla. Tras ésto, ¡Ya podemos tomar la brocha y los pinceles!

limpiar maceta
Limpiando la maceta con un paño húmedo

Hemos escogido una pintura acrílica blanca para la base. Podéis utilizar el color que queráis, no obstante, si vais a pintar luego encima, el blanco es el mejor color como base ya que no distorsionará los colores. Daremos una primera mano de pintura. Esperaremos a que se seque y volveremos a aplicar otra capa. ¡Ya tendremos un color homogéneo! Según el color de la maceta y la densidad de la pintura que apliquéis es posible que necesite alguna mano más de pintura.

maceta pintada de blanco

Una cosa importante es que la pintura también se debe aplicar por el interior de la maceta. De no hacerlo las paredes porosas del interior de la maceta de arcilla absorberán el agua de riego, provocando que la pintura exterior se levante o estropee (sobretodo con pinturas blancas).

Pintando interior de la maceta con pintura blanca acrílica
Pintando interior de la maceta con pintura blanca acrílica

La pintura acrílica es diluible en agua, sin embargo, tras secarse se volverá impermeable a ésta. Podemos aplicar un par de capas de pintura del color que queramos y tras esperar 24 horas, ya podríamos usarla para sembrar nuestras plantas. No obstante, aquí vamos a adornarla un poco más.

Para ello, vamos a utilizar pinturas acrílicas de diferentes colores y en presentaciones más pequeñas.

Pintura acrílica en varios colores
Pintura acrílica en varios colores

Usando cinta de pintor podemos delimitar áreas y hacer líneas rectas:

Pintando borde amarillo a maceta usando cinta de pintor para hacer líneas rectas
Pintando borde amarillo a maceta usando cinta de pintor para hacer líneas rectas

Para dibujar 3 líneas consecutivas: Pegaremos 5 tozos de cinta seguidos, retiramos los dos centrales y pintamos. Retiramos las cintas. Cuando la pintura se haya secado tapamos las dos franjas de color con cinta y pintamos la central de otro color. Posteriormente retiramos la cinta y dejamos secar:

Pintar líneas consecutivas
Pintar líneas consecutivas

También podemos dibujar diferentes figuras:

Figuras pintadas en macetas de arcilla cocida
Figuras pintadas en macetas de arcilla cocida

Otra opción es dejar volar nuestra imaginación o fijarnos de alguna fotografía:

Dibujando flor de Pensamientos sobre maceta de arcilla cocida
Dibujando flor de Pensamientos sobre maceta de arcilla cocida

Para proteger los detalles vamos a aplicar un barniz transparente especial para aplicar encima de la pintura acrílica. Este barniz nos será también útil si tenemos pensado poner la maceta en el exterior, ya que le proporcionará una protección extra. Además, nos proporcionará un acabado brillante. Aplicaremos 2 capas finas de este barniz esperando 3 horas como mínimo entre capa y capa.

Barniz
Barniz

Aquí podéis ver los resultados:

Diferentes vistas de la maceta pintada
Diferentes vistas de la maceta pintada

¡Ahora solo queda poner en práctica estos métodos y crear nuestras propias macetas!:)

Puede que te interesen los vídeos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *