Dominancia apical

El crecimiento de las ramas en los árboles sigue una jerarquía. ¿Sabías que algunas yemas tienen preferencia para crecer? A ésto se le denomina dominancia apical. Ahora te lo explicaré en detalle, pero si andas escaso/a de tiempo, te dejo a continuación un corto vídeo donde llevamos a la práctica lo que veremos en este artículo.

Para entender correctamente cómo funciona el crecimiento de una planta, primero vamos a definir varios conceptos de forma rápida:

  • Una yema es un punto por donde la planta está creciendo (si está activa) o por donde puede crecer (si está latente, es decir “dormida”).
  • Una yema apical es una yema que se encuentra en un extremo de crecimiento activo, es decir, en la punta del tallo.
  • Una yema axilar o lateral es una yema que se encuentra en las axilas de las hojas y aún no ha brotado.
Tipos de yemas
  • Cuando la yema axilar se active y empiece a crecer dará lugar a un brote. Esta yema ahora se encontrará en el extremo superior del brote pasando a ser una yema apical. En los laterales del nuevo brote aparecerán nuevas yemas axilares. Los brotes con el tiempo darán lugar a ramas.

En condiciones normales la yema apical estará creciendo y obligará a la yemas laterales a estar en una especie de letargo que las impide crecer. ¿Cómo consigue este efecto la yema apical? Pues a través de las Auxinas.

Las Auxinas

Las auxinas son hormonas vegetales encargadas de promover el desarrollo y aparición de las raíces. Estas hormonas se producen en el tallo apical y desde ese punto tan elevado, descienden hasta la base de la planta donde serán utilizadas.

Concentración y desplazamiento de las auxinas
En el extremo superior se producirán auxinas y habrá gran cantidad. En la base de la planta habrá menor cantidad de esta hormona ya que será usada en las raíces.

Las auxinas, además de favorecer el enraizado, también detienen el crecimiento de las yemas laterales. Esta función la lleva a cabo conforme desciende por el tallo principal. En la zona alta del árbol, dado que es el lugar donde se produce esta hormona, habrá gran cantidad de ella y las ramas serán cortas; por el contrario, en la base del árbol se consumirán las auxinas, por lo tanto habrá menor cantidad de la hormona y las ramas en esta zona serán más largas. Habrá árboles donde esta jerarquía sea más estricta que en otros. Por ejemplo, se observa claramente en los abetos y los cipreses.

Dominancia apical
En la forma de los abetos se ve claramente esta jerarquía

Poda apical

Si cortamos la yema apical se romperá esta jerarquía y las yemas laterales que estaban retenidas empezarán a crecer, provocando una ramificación en la planta.

Si lo que queremos es que nuestro árbol tenga un tronco grueso deberemos respetar la yema apical del tallo principal, ya que mientras ésta siga creciendo, el tallo principal seguirá engordando. Si cortamos esta yema apical, las yemas laterales empezarán a desarrollarse y el tronco principal quedará más delgado.

Dominancia apical en todos los brotes

Por último, aclarar que esta dominancia apical ocurre en todos los brotes de la planta. Lo veremos más claro en el dibujo que os muestro a continuación, donde cada línea representa una rama: podemos observar que las ramas de orden 1 dominarán sobre las ramas de orden 2 y tendrán un mayor crecimiento respecto a éstas, las de orden 2 dominarán sobre las de orden 3, y así sucesivamente.

jerarquía de crecimiento general
Jerarquía de crecimiento general

Como en el brote apical es donde se producen las auxinas, sabemos que un esqueje con su extremo superior enraizará mejor que uno al que le falte. En este artículo te cuento cómo hice un semillero de esquejes de Portulacaria afra.

Por último, os dejo un vídeo donde aprendemos a hacer y aplicar el enraizante casero de lentejas, aprovechando la gran cantidad de Auxinas que poseen las raíces de las lentejas recién germinadas:

1 comentario en “Dominancia apical”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *