Árbol del Amor

Árbol del amor, árbol de Judea, árbol de judas, ciclamor, algarrobo loco, ciclamor… Así es llamado comúnmente el Cercis siliquastrum.

Árbol del Amor
Árbol del Amor

Se trata de un árbol caducifolio de hasta 6 metros de altura de la familia de las fabáceas. Sus hojas son en forma de corazón y sus flores rosáceas (lo que le da el nombre de Árbol del Amor). Posee un tronco liso con tonos rojizos y pardos. Su floración tiene lugar en primavera – verano. Las flores aparecen antes que las hojas y en gran cantidad, de color rosa y agrupadas sobre las ramas o a veces sobre el mismo tronco. Este árbol empieza a florecer a partir de su tercer año de vida. 

Hojas del  Cercis siliquastrum
Hojas del Cercis siliquastrum

Su fruto tiene forma de legumbre colgante y aplastada (6-10 cm) de largo. En su interior contienen de 10 a 14 semillas negruzcas. En verano, las vainas jóvenes aparecen con un tono ligeramente rojo, pasando de verde a marrón en la madurez. Maduran en otoño, permaneciendo durante el invierno en el árbol.

Frutos del árbol del amor
Frutos del árbol del amor

Necesidades

  • Clima: Prefiere un clima cálido, es un árbol típico de la región mediterránea, es decir, veranos calurosos e inviernos suaves. No obstante puede cultvarse en otras zonas, pues soporta también bajas temperatura procurando evitar las heladas intensas o prolongadas.
  • Suelos: Suelos drenados, profundos y preferiblemente calcáreos. No soporta los suelos ácidos.
  • Agua: soporta bien la sequía, debemos evitar el encharcamiento de las raíces.
  • Luz: es un árbol de exposición a pleno sol.
  • Trasplantes: Tiene una larga raíz central, por lo que sufre mucho con los trasplantes. Se debe plantar en su sitio definitivo lo antes posible.
  • Abonado: Cuando empiece a florecer y para conservar el máximo tiempo este estado abonaremos de forma continuada hasta otoño, cuando las hojas se caigan.
  • Poda: La poda del árbol es posible pero raramente necesaria. El árbol del amor en estado adulto no suele necesitar poda salvo para eliminar ramas muertas o dañadas. Para reducir o equilibrar el cuerpo, se debe podar después de la floración. Las podas, cuando lo sean, deben ser las mínimas, porque corremos el riesgo de dañar ramas que produzcan la floración de la temporada siguiente. Una vez el árbol tenga edad avanzada si que se puede plantear realizar una poda de rejuvenecimiento. Lo notaremos porque la floración perderá volumen y calidad. Le afecta bastante el viento y a menudo debemos guiar el crecimiento con tutores para que no se tuerzan.
Flores del Cercis siliquastrum
Flores del Cercis siliquastrum

Propagación

Por esquejes semileñosos, retoños basales en verano o semillas. También se usa con éxito el acodo y el injerto de yema en T a mediados de verano (de Cercis sobre Cercis canadensis).

La semilla de Cercis siliquastrum tiene latencia interna y debe someterse a tratamientos de presiembra para estimular la germinación. Algunos métodos utilizados son:

  1. Utilizar semillas de años anteriores. 
  2. Se puede lijar la superficie de la semilla.
  3. Hervirla durante unos minutos.
  4. La siembra a la intemperie en otoño de semillas no tratadas, también puede dar una buena germinación.
  5.  Una estratificación en nevera durante dos meses.
  6. Dejar las semillas en agua caliente durante 12-24 horas, para posteriormente estratificar a una temperatura de 2-4 º C durante 3 meses.

Enfermedades

Puede ser parasitado por una especie de psílido llamado psylla del peral (Psylla Pulchella), visible en el árbol en medio de la primavera. Los depredadores en el psílido, chinchetas, como también psílidos de manzana, pera y oliva. El árbol de Judea, plantado cerca de las huertas protegerá los árboles frutales.

Bibliografía

1 comentario en “Árbol del Amor”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *