Rosal enano

El rosal enano es una planta híbrida de Rosa chinensis «Minima», pertenecientes a la familia de las rosáceas. También se lo conoce como Rosal miniatura, Rosal mini o Rosa de Pitiminí. Existen numerosas variedades y alcanza una altura de hasta 40 cm.

[toc]

Características

  • Floración: normalmente florece desde principios de primavera a finales de verano, aunque depende de la variedad. Podemos encontrar rosales enanos con flores de colores diferentes: rosa, blanco, amarillo, naranja, rojo , crema, etc. Para prolongar la floración cortaremos las flores que ya se han marchitado.
  • Enfermedades: al igual que el rosal corriente, el rosal en miniatura es propenso a sufrir el ataque de la araña roja, los pulgones y el oidio. Deberemos revisarlo periódicamente en busca de síntomas y así tratarlo lo más rápidamente posible.
  • Durante el periodo invernal dejará de florecer y podrá perder sus hojas.
Rosal en miniatura
Rosal en miniatura

Requerimientos del rosal enano

  • Exposición: Son plantas de exterior y gusta de recibir unas 4-6 horas de sol directo al día. Si en verano el sol es intenso podemos protegerlo las horas centrales del día. Aunque no es lo ideal, también se puede cultivar en el interior de casa, en un lugar muy iluminado.
  • Sustratos: El rosal enano necesita sustratos drenados y ricos en nutrientes. Existen mezclas comerciales específicas para estas plantas, no obstante, podemos realizar nuestras propias mezclas: 1 parte de turba negra + 1 parte de compost/humus + 1 parte de arena + 2 partes de tierra de jardín. También podemos plantarlos directamente en el suelo del jardín.
  • Riego: Regaremos mojando todo el cepellón, pero dejaremos que el sustrato en superficie se seque ligeramente, entre un riego y el siguiente.
  • Trasplantes: Para trasplantarlos de maceta a una de mayor tamaño podemos hacerlo en cualquier época del año, siempre que no dañemos el cepellón. Si vamos a sacarlos del suelo o a manipular sus raíces, la mejor época para trasplantarlos es en otoño.
  • Abonado: Podemos abonar de tres formas: Mediante un abono líquido específico para rosales (en este caso seguiremos las especificaciones del fabricante y no excederemos la dosis recomendada); mediante un abono de lenta liberación dos veces al año (a principios de primavera y a finales de verano); o realizar este último método, pero aportar humus o compost en vez del abono comercial de lenta liberación.
  • Poda: lo cortaremos reduciendo un tercio o la mitad su altura. La poda se realiza en invierno. En climas suaves se realiza en pleno invierno, no obstante, en climas severos con heladas fuertes, realizaremos la poda a finales del invierno.
  • Reposo invernal: aunque aguanta heladas leves, es recomendable que pase un periodo de reposo invernal a resguardo de la intemperie.
Rosa de Pitiminí
Rosa de Pitiminí

  ✅ No te pierdas el resto de plantas y árboles.

1 comentario en “Rosal enano”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.